Fútbol

Los fanáticos sienten presión a medida que los precios continúan aumentando

El fútbol ocupa un lugar único en los corazones de muchos y su devota base de seguidores no tiene rival en los deportes, al menos en Europa y América del Sur. Esta relación única ha transformado a muchos abanderados de la comunidad y la ciudad en empresas y a muchos fanáticos en consumidores.

La globalización es tan claramente visible en el fútbol como en cualquier otro lugar, con clubes que persiguen una base de fanáticos global en lugar de atender exclusivamente a los que están en su puerta. Cada vez que se construye un nuevo estadio, las instalaciones VIP son casi una prioridad. La transformación de ir al estadio de un partido de fútbol a una experiencia significa que quienes tienen la intención de ir a menudo se ven obligados a hacer mayores sacrificios, especialmente dado que los salarios no han aumentado al mismo ritmo que los precios durante la crisis económica mundial.

Esto no se limita al fútbol. Según ExpressVPN, el costo del entretenimiento se está disparando, especialmente para aquellos que compran boletos que han sido revendidos. Las entradas para algunos conciertos se revendieron por más del 2000% de su valor nominal, y en Wimbledon fue una situación similar. Muchos de los peores infractores, incluida la final de la Copa FA Femenina en Inglaterra, experimentaron aumentos de precios del 200 al 500 % si las entradas no estaban disponibles en el primer lanzamiento.

El aumento de los precios también se está convirtiendo en un tema en España. Diario AS señala que Sevilla, Girona, Espanyol y Cádiz se han enfrentado a la ira de los fanáticos por aumentar los precios de los boletos de temporada antes de la temporada 2022-23. De hecho, el Cádiz es uno de los que menos invierte en la plantilla y ha sido consistente durante varias temporadas en LaLiga, vendiendo ahora los tres abonos más caros de media en España.

LEER
Los bosques europeos se vuelven más vulnerables a los brotes de insectos

El Barcelona podría enfrentarse a una furia similar la próxima temporada cuando se traslade al Estadi Olimpic Lluis Companies, que tiene más de la mitad de su capacidad en el Camp Nou. Muchos fanáticos perderán sus boletos de temporada mientras se realizan trabajos para remodelar el Camp Nou, mientras que aquellos que los obtengan podrían enfrentar precios más altos. Elena Fort, vicepresidenta de la agencia, asegura que están vendiendo diferentes experiencias, por lo que los precios variarán. Muchos señalarán que Lluis Companys probablemente ofrece una experiencia peor.

En última instancia, esto también tiene un impacto en la experiencia. Con los fanáticos locales obligados a salir del estadio, las entradas para los turistas, la atmósfera se verá afectada y, por debajo del nivel de élite, los visitantes pueden sentirse menos inclinados a sentarse en estadios medio vacíos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba